Sinopsis: Es el 2002, un año después del 11 de septiembre. Políticamente hablando, es un momento extremadamente turbulento, en especial para alguien como Shirin, una adolescente musulmana de dieciséis años que está cansada de ser estereotipada. A Shirin no le sorprende lo horrible que puede ser la gente. Está cansada de las miradas groseras y los comentarios denigrantes —incluso de la violencia física— que sufre como consecuencia de su raza, su religión y el hiyab que viste todos los días. Por lo tanto, construyó sus paredes protectoras y se rehúsa a dejar que alguien se acerque lo suficiente como para lastimarla. En lugar de eso, ahoga sus frustraciones en la música y pasa sus tardes bailando break con su hermano. Pero entonces conoce a Ocean James. Es la primera persona en una eternidad que parece querer conocerla realmente. Eso la aterra —parecen venir de dos mundos irreconciliables— y Shirin tuvo su guardia alta durante tanto tiempo que no está segura de si alguna vez podrá ser capaz de bajarla.
No sé muy bien como comenzar con esta reseña porque este libro me dejó... diferente. Creo que ahora entiendo mejor un montón de cosas que antes no tenía idea de que pasaran. O, mejor dicho, si lo sabía, pero verlo así, narrado de una forma tan cruda, dura y desde la perspectiva de una adolescente musulmana me abrió los ojos. 

Sinopsis:

Es el 2002, un año después del 11 de septiembre. Políticamente hablando, es un momento extremadamente turbulento, en especial para alguien como Shirin, una adolescente musulmana de dieciséis años que está cansada de ser estereotipada.
A Shirin no le sorprende lo horrible que puede ser la gente. Está cansada de las miradas groseras y los comentarios denigrantes —incluso de la violencia física— que sufre como consecuencia de su raza, su religión y el hiyab que viste todos los días. Por lo tanto, construyó sus paredes protectoras y se rehúsa a dejar que alguien se acerque lo suficiente como para lastimarla. En lugar de eso, ahoga sus frustraciones en la música y pasa sus tardes bailando break con su hermano.
Pero entonces conoce a Ocean James. Es la primera persona en una eternidad que parece querer conocerla realmente. Eso la aterra —parecen venir de dos mundos irreconciliables— y Shirin tuvo su guardia alta durante tanto tiempo que no está segura de si alguna vez podrá ser capaz de bajarla.

| MIS IMPRESIONES |

La historia

La historia es sencilla. Sin pretensiones, pero sumamente realista y emotiva. Nos lleva de la mano de una adolescente musulmana en uno de sus tantos cambios por el colegio. Nos narra las vicisitudes de la adaptación a una nueva escuela, el hacer nuevos amigos, el racismo no solo por tu color de piel, tus creencias o tu religión, sino también por los estereotipos. Lo hace de una forma cruda pero sutil si cabe y de manera magistral. 

Los protagonistas

Shirin es una adolescente atrevida y vulnerable. Con una coraza hecha a base de situaciones duras y desgarradoras que no encuentra su lugar en el mundo. Tiene que vivir en una sociedad donde a todos nos importa lo que haga o deje de hacer el de al lado. Su historia te hace preguntarte constantemente ¿y qué nos importa? ¿Qué importa si me visto diferente, si amo diferente, si pienso diferente? ¿Por qué no podemos ser y dejar ser? Bueno, supongo que la vida no es así y la historia de Shirin nos lo muestra. 
Ocean es el Golden boy de la escuela. No me malentiendan, no es el típico chico listo o perfecto a más no poder, ni el chico malo plagado de clichés. Es solo Ocean, un tipo que como yo no entiende a la sociedad que estereotipa, a la sociedad racista e incongruente. El personaje tiene un buen trasfondo y desarrollo, pero me hubiera gustado conocer más, aunque admito que si terminó por conquistarme. 

Los personajes secundarios

Hay algunos que me llenaron con su dulzura y comprensión y otros que no vale la pena mencionar pues me dejaron muy mal sabor de boca. Llena de incredulidad e incertidumbre. Son personajes bien trazados sí, pero solo supongo que no tolero a ese tipo de personas. 

¿Qué si me gustó?

No puede no gustarme porque es un libro de una de mis autoras favoritas. Así que no sé si estoy siendo objetiva. Mis sensaciones son que me encantó. Amé que la historia estuviera un poco basada en ella y sus experiencias personales. Amé conocer más sobre la cultura y adoré a la protagonista gruñona y esquiva del principio tanto como a la vulnerable Shirin

A ti querido lector:

No es un libro YA o NA. Es una narrativa realista más bien cruda y algunas veces desagradable. Pero está magistralmente narrada. Tiene el dinamismo de esas historias que no te dejan despegar los ojos ni por un segundo. Las últimas páginas son de incertidumbre pura, porque la protagonista la pasa mal y sentí que iba a terminar el libro sin resolver nada. No es un mal final, pero mi cursi corazón suspira y está tranquilo pensando que la historia de Shirin es un poco como la de la propia autora y su esposo. (Se conocieron en el instituto, yo nomás les dejo el dato jaja. En fin, se los super recomiendo.

🌟🌟🌟🌟

***4.5 increíbles STARS*** 

Viri Villarreal

Viri Villarreal

Mexicana. No soy experta. Soy curiosa, de las que saben un poquito de muchas cosas. Blog de literatura, música, cine, belleza, moda, salud y más. Búscame en mis redes sociales como @virilareal→

¡No olvides comentar!:

1 comments:

  1. No conocía ni el libro ni la autora, gracias por descubrirme esta lectura que anotada queda.
    Abrazos.

    ResponderEliminar